Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies
Acepto
Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas

Noticias

El Ivie colabora con Airef en la evaluación de las inversiones en infraestructuras de transporte incluida en la segunda fase del Spending Review

El Instituto analiza el resultado de las inversiones públicas en transportes en el periodo 1995-2018 que suponen 340.000 millones de euros

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha empezado a publicar los estudios de la segunda fase del proceso de revisión del gasto público conocido como Spending Review, comprometido con la Unión Europea. En esta segunda fase, la AIReF ha analizado partidas de gasto que suponen más de 51.000 millones de euros cada año, algo más del 4% del PIB español.

El Ivie ha participado en una de las cuatro áreas de análisis que ha contemplado este estudio. En concreto, el Instituto se ha encargado de evaluar la inversión en infraestructuras de transporte en España entre 1985 y 2018. En ese periodo se destinó a transportes 340.000 millones de euros, con una inversión de 7.000 millones en 2018.

Además de las infraestructuras de transportes, la segunda fase del Spending Review se ha centrado en otras tres áreas de análisis:

  •  13 beneficios fiscales en el IRPF, el IVA, el Impuesto sobre Sociedades y los Impuestos Especiales, que suponen más de 35.000 millones al año
  • Gasto hospitalario del Sistema Nacional de Salud (SNS) en farmacia e inversión en bienes de equipo que representan 7.400 millones de presupuesto anual
  • 7 incentivos a la contratación y al trabajo autónomo que suponen un desembolso anual de 2.000 millones

El Spending Review es una práctica cada vez más extendida en los países del entorno con mejor desempeño económico. Además, se trata del primer análisis realizado por un organismo independiente en España basándose en datos, evidencia empírica y en las experiencias más exitosas a nivel nacional e internacional. El objetivo es gastar mejor, no gastar menos, y mejorar el uso de los recursos en beneficio de los españoles.

Infraestructuras de transporte

En el caso del informe elaborado por el Ivie, el texto se centra en la evolución de la inversión en infraestructuras de transporte lo largo del periodo 1995-2018 y su comparación con las principales economías europeas. Durante esos años, España ha realizado un esfuerzo inversor (en términos de inversión/PIB) un 42% superior al de Francia; prácticamente el doble que Alemania; y un 60% más que Italia. Sin embargo, el informe destaca las diferencias en los subperiodos, con un mayor esfuerzo inversor en los años de expansión (1995-2007) y también en los de crisis, mientras que en el posterior periodo de recuperación (2013-2017) el esfuerzo inversor cayó a menos de la mitad. Frente al resto de países analizados, los autores destacan la política deliberadamente contracíclica de España en los primeros años de la crisis, que se materializó en las infraestructuras viarias, ferroviarias, portuarias y aeroportuarias, pero que tuvo como consecuencia el aumento del déficit público y de la deuda pública, que se disparó desde el 35% en el año 2007, al 70% en el año 2011, y escaló el 100,4% en el año 2014.

Precisamente para tratar de contener el déficit, durante la reciente etapa de recuperación se produjo una caída intensa y duradera de la inversión en infraestructuras de transporte que se prolonga hasta la actualidad. Este fuerte recorte de la formación bruta de capital fijo en infraestructuras no ha permitido cubrir siquiera la depreciación de los capitales acumulados en estos activos y, en consecuencia, ha implicado reducciones del stock de infraestructuras de transporte.

Ante esta trayectoria de la inversión en infraestructuras, los autores del documento plantean varias recomendaciones para la orientación de las políticas de infraestructuras:

  • Las inversiones en infraestructuras de las AA.PP. deberían situarse en torno al 0,5% del PIB para garantizar, como mínimo, el mantenimiento del stock
  • El esfuerzo de inversión bruta anual en infraestructuras a medio plazo tendría que mantenerse en torno al 0,8-1% del PIB, con el fin de garantizar una evolución acompasada de la oferta de servicios con una demanda creciente de los mismos
  • La tercera recomendación va dirigida a evitar ese sobre esfuerzo en inversión por tres vías: realizando una programación de las inversiones basada en un análisis riguroso de las necesidades; seleccionando los proyectos basándose en análisis coste-beneficio; y utilizando todos los instrumentos disponibles para garantizar una gestión eficiente de los contratos públicos

Más allá de la inversión, el estudio analiza también las dotaciones de infraestructuras de transporte medidas en unidades monetarias y concluye que, aunque España sigue siendo el país con menores dotaciones totales, ha hecho un importante esfuerzo para intentar converger con Alemania y Francia. Esta convergencia ha sido especialmente intensa en aeropuertos, puertos y ferrocarriles, aunque no en infraestructuras viarias, donde se ha detectado mayor debilidad.

Otro aspecto analizado con detalle es el reparto de las dotaciones de capital en infraestructuras de transporte entre las CC. AA. y provincias españolas. La conclusión general es que las regiones de la mitad norte peninsular —con la clara excepción de Madrid- están relativamente mejor dotadas cuando se tiene en cuenta la población que las habita, o la actividad que se desarrolla en su territorio. Esta situación se invierte cuando se tiene en cuenta la superficie. En este caso, las mejor dotadas son precisamente Madrid y los territorios situados en la periferia peninsular, incluyendo en este grupo a los dos archipiélagos.

El informe encargado por Airef al Ivie se completa con análisis detallados que estudian las dotaciones físicas de infraestructuras y su relación con su valor monetario, así como la sostenibilidad económica y envejecimiento de las infraestructuras de transporte. Además, se dedica todo un capítulo al análisis del transporte intermodal y su evolución y otro al impacto económico de las infraestructuras de transporte en España. Así mismo, se plantea la accesibilidad e impacto de las infraestructuras en la cohesión territorial y social del país y se analizan los efectos medioambientales del transporte.

En los trabajos de investigación necesarios para elaborar este documento ha participado un grupo de expertos del Ivie, coordinados por la directora de Proyectos Internacionales del Instituto, Matilde Mas.

31 julio 2020