Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies
Acepto
Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas

Noticias

El PIB de España sería casi un 15% mayor si todas las regiones hubiesen mejorado su productividad al ritmo de la más eficiente

Nuevo informe derivado de la actualización de la base de datos Inversión y Stock de capital

España cuenta con unas dotaciones de capital (activos productivos duraderos, como infraestructuras, naves y locales comerciales, maquinaria, equipos informáticos, etc.) que la sitúan en la franja alta de los países desarrollados. Sin embargo, muestra problemas de productividad, es decir, de aprovechamiento y eficiencia en el uso de esos recursos, que se aprecian especialmente en las diferencias entre regiones. Navarra es la comunidad autónoma que más ha mejorado la productividad total de los factores -la capacidad de aprovechar conjuntamente el capital y el trabajo- en el periodo 2000-2014, con crecimientos anuales de un punto porcentual. Por el contrario, Baleares, Murcia, Canarias y Asturias han registrado retrocesos medios superiores al medio punto anual.

Si todas las comunidades hubieran conseguido mejorar su eficiencia en la misma medida que Navarra, la tasa media de crecimiento del PIB de España habría pasado del 1,3% anual al 2,3%, un punto más al año. Ese comportamiento de la productividad hubiera permitido alcanzar un PIB per cápita un 14,74% más elevado.

Estas son algunas de las conclusiones del informe Ciclo económico. Acumulación de capital en España y crecimiento regional (en el siglo XXI), dirigido por los investigadores del Ivie Matilde Mas, Lorenzo Serrano, Francisco Pérez y Ezequiel Uriel, en colaboración con los técnicos del instituto Eva Benages y Juan Carlos Robledo. El estudio analiza los últimos datos incluidos en la base de datos Inversión y Stock de capital, un producto elaborado por la Fundación BBVA y el Ivie que acaba de ser actualizado. En concreto, el banco de datos ofrece las series de inversión y de stock de capital desde 1964 hasta 2015 para España y hasta 2014 para las 17 autonomías, 50 provincias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En 2015, último año para el que existe información, el stock de capital en España alcanzaba los 3,2 billones de euros, un 0,6% más en términos reales que en 2014. Se trata de una tasa de crecimiento de capital todavía débil, si se compara con las registradas en los años anteriores a la crisis, cuando se superaba el 4% anual.

Otros mensajes que se destacan en el informe:

  • La evolución de la eficiencia o productividad total de los factores ha sido negativa en España desde principios de siglo (-0,16% anual)
  • Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunitat Valenciana concentran casi el 60% de las inversiones españolas
  • El peso de Madrid en el total de inversiones en España ha aumentado en 2,6 puntos porcentuales, mientras que el de Cataluña ha descendido 2,2 puntos
  • Las diferencias interregionales en capital por habitante en servicios públicos han aumentado un 36% en 20 años y, actualmente, las dotaciones de algunas comunidades doblan a las de otras
  • España necesita aprovechar más eficientemente los recursos humanos que utiliza, pero también los capitales acumulados.

27 marzo 2018